x
Este sitio usa cookies para mejorar la experiencia de navegación y uso de la web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de privacidad.

«Los diseños de Daniel Gil mejoraron la educación visual de los españoles»

El trabajo del creador cántabro «marcó un antes y un después en la historia gráfica», según desvela en un libro José Manuel Ruiz Martínez
Daniel Gil - Los mil rostros del libro - Beusual

 

ROSA M. RUIZ – El Diario Montañés

«Los diseños de Daniel Gil han contribuido a mejorar la educación visual de los españoles», así lo aseguró ayer José Manuel Ruiz Martínez, durante la presentación de su libro sobre la trayectoria de este diseñador cántabro, que fue el creador de más de 4.000 cubiertas de la colección ‘El libro de bolsillo’ de Alianza Editorial.

El autor de ‘Daniel Gil. Los mil rostros del libro‘ sostiene que «estas portadas han marcado un antes y un después en la historia del diseño gráfico» y que hoy en día los nuevos profesionales «todavía beben del trabajo del cántabro».

Ruiz Martínez, licenciado en Filología Inglesa y doctor en Teoría de la Literatura y Literatura Comprada, hizo su tesis doctoral sobre la trayectoria de Daniel Gil y también ha sido el encargado por la Obra Social de Caja Cantabria y Creando Estudio Gráfico de escribir este libro que sirve como colofón al homenaje que, por medio de una exposición, se le brindó este invierno al creador fallecido en Madrid en el año 2004.

En el libro se desvela su método de trabajo, sus influencias y la opinión acerca de su oficio que revolucionó con sus innovadoras portadas y los efectos que han provacado en otros profesionales. «Su obra supuso una ruptura con las ilustraciones que se hacían hasta entonces y fue el primer diseñador en acercarse a las vanguardias artísticas».

Ruiz Martínez defiende que el nombre de Daniel Gil «no parece excesivamente conocido fuera de su gremio, ni aun siquiera en el entorno cercano a las artes plásticas», y que, sin embargo, su trabajo influyó en todos sus colegas y competidores. «Seguro que muchísimas personas desconocen este nombre que, sin embargo, está en las casas de millones de españoles. Dudo de que haya alguien que no conserve en sus estanterías uno de los libros con cubierta de Daniel Gil».

Ruiz Martínez expone que el diseñador a lo largo de estas cuatro mil cubiertas «consigue trascender la idea de mera ilustración» y recuerda que su trayectoria profesional ha sido reconocida en diversas ocasiones, entre ellas con la Medalla de Oro a las Bellas Artes y dos premios LAUS. «Además, fue el primer diseñador gráfico que expuso su obra en la Biblioteca Nacional y lo hizo por dos veces, una en 1984 con motivo de la publicación del número mil del ‘El libro de bolsillo’ y otra, más extensa, en 1990», recuerda.

‘Los mil rostros del libro’

La obra que se presentó ayer comienza con una semblanza biográfica y profesional de Daniel Gil. Tras una descripción de las principales características del ‘El libro de bolsillo’, Ruiz Martínez propone una tipología de clasificación de las más de 2.000 cubiertas de esta colección, para profundizar a continuación en la cualidad surrealista del trabajo del diseñador, cualidad clave para entender su obra, así como los distintos procedimientos empleados para la elaborar sus diseños.

En el libro también se recoge una breve biografía de Gil «que siempre llevó una vida muy discreta y de la que han trascendido muy pocos acontecimientos», como su pertenencia al Partido Comunista y posterior marcha o su paso por la URSS donde vivió un tiempo. «Quizás su militancia política le llevó a realizar uno de los encargos más raros de su carerra, el cartel electoral de Herri Batasuna para las primeras elecciones municipales», explica.

También descubre que la verdadera vocación del creador fue la pintura, un oficio para el que estaba dotado pero que rechazó «porque no daba para comer». Empezó a trabajar en Alianza Editorial en 1996, empresa en la que permaneció hasta 1989 por desvenencias con el grupo Anaya. Tras su salida de Alianza Editoria, monta un estudio con un sólo ayudante y continúa trabajando para Mondari, Fondo de Cultura Económica, Euros y Empurie/Paidós’. También llevó a cabo el cartel para la película ‘Días de humo’, de Antxon Ezeiza y la imagen corporativa de la Fundación Thyssen-Bornemiszha, incluyendo el logotipo del museo. En 1998 cumplió uno de sus grandes sueños y expuso sus collages en la Galería Utopía Parkway de Madrid, con muy buenas críticas. En 1999 impartió un curso en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) junto con el diseñador Manuel Estrada.

Aunque este año no se celebra ninguna efeméride relacionada con el diseñador , Martínez Ruiz aplaude el homenaje que le ha hecho su tierra con esta exposición «porque sirve para difundir la obra de uno de los creadores más importantes del siglo XX que consiguió trascender de la idea de mera ilustración para una cubierta y logró sugestivas imágenes para los libros que diseñaba».

Etiquetas